MANIFIESTO


CAMBIEMOS NAVALCARNERO es una Agrupación de electores en la que participan ciudadanas y ciudadanos de Navalcarnero, personas de distintos movimientos sociales, partidos, colectivos y plataformas, con el objetivo de recuperar el Ayuntamiento de Navalcarnero.
Surge con el deseo de dar el protagonismo a unos ciudadanos que han sido apartados de los procesos de decisión política, poniendo en marcha un gobierno abierto a la participación que nos devuelva la soberanía como sociedad. Y con el deseo también de crear los mecanismos que impidan que la actividad política sea el reducto de unos profesionales que nos han conducido a una crisis económica, política, social, ambiental e institucional sin precedentes, eliminando cualquier posibilidad de hacer de lo público un negocio privado y luchando contra el despilfarro.
Gobernar garantizando la participación, la transparencia y buscando el bienestar de la sociedad es el compromiso más importante en una democracia. Pero en los últimos años se ha hecho evidente que quienes rigen nuestro Ayuntamiento han traicionado este principio. En su lugar, han dejado Navalcarnero endeudado y han ido desmantelando servicios. Se han rendido a las reglas de una economía que favorece la especulación y la corrupción en detrimento del patrimonio común, de nuestros derechos y de nuestras libertades, han privatizado servicios públicos y han entregado a empresas privadas los bienes comunes para que se enriquecieran, al tiempo que subían los impuestos y tasas. El mutismo, la ausencia de proyecto, la ineficacia, el despilfarro y la corrupción han sido la seña de identidad del gobierno municipal de Navalcarnero desde hace ya muchos años.
El estado de Navalcarnero no es el resultado de ningún accidente o el producto de la mala suerte, sino de la aplicación práctica de una concepción patrimonialista de la administración de lo público. Nuestros gobernantes han utilizado el patrimonio colectivo como si de su propiedad fuese, y así convirtieron el pueblo en un escaparate inmobiliario que fomentase la venta de todas las nuevas urbanizaciones que rodean, en la lejanía en algunos casos, al municipio. Un modelo económico basado en el crecimiento continuo y en los ingresos futuros de ese crecimiento, y que terminó con el inicio de la crisis económica y el final del boom inmobiliario. Al final lo que tenemos es un municipio endeudado, al borde de la quiebra y, por tanto, de la intervención externa.
Como respuesta a esta realidad, asistimos a la mayor movilización social de las últimas décadas. Desde lo ocurrido en las plazas a partir del 15 de mayo de 2011, mareas ciudadanas, luchas laborales, plataformas contra los desahucios y muchos otros espacios colaborativos resisten y trabajan para transformar la situación. La ciudadanía ha demostrado ir muy por delante de las instituciones tradicionales.
Navalcarnero es una localidad imaginativa, rica en saberes y propuestas. Cientos de ciudadanas y ciudadanos, junto a diversos movimientos sociales, formamos parte de una enorme inteligencia colectiva que el actual gobierno pretende hacer invisible. Calles, plazas, casas y portales, lugares de reunión y de trabajo, centros educativos, centros culturales y asociaciones, redes sociales… De cada rincón de Navalcarnero surgen personas e iniciativas capaces de construir un pueblo más habitable y digno de ser vivido, y donde el objetivo principal no sea la cuenta de resultados de los diversos caciques y de las élites.

En la actual situación no podemos prometer obras faraónicas, ni grandes inversiones, así que CAMBIEMOS NAVALCARNERO para combatir la corrupción y poner en marcha planes integrales para erradicarla de la gestión del Ayuntamiento y empresas públicas locales. Propiciando un modelo de gobierno municipal transparente y honesto con la gestión de recursos económicos.

CAMBIEMOS NAVALCARNERO para fomentar las relaciones de solidaridad y vecindad, para enriquecernos con la diversidad, promoviendo espacios de encuentro y actividades en común para articular formas de participación, consultas y decisiones colectivas. Detener el insultante aumento de la desigualdad. Luchar contra la pobreza, la exclusión social, el desempleo y contra toda clase de discriminación.

CAMBIEMOS NAVALCARNERO para construir espacios sostenibles y justos, transformando la convivencia y buscando un bienestar respetuoso con los límites que impone nuestro entorno.

CAMBIEMOS NAVALCARNERO para poner a trabajar, por el interés común, nuestros recursos e instituciones, comenzando desde lo más cercano, desde nuestros barrios y sus necesidades y desde nuestros equipamientos y servicios públicos.

CAMBIEMOS NAVALCARNERO para poner en marcha un proceso participativo que promueva la candidatura ciudadana y asegure políticas orientadas a cumplir escrupulosamente la voluntad popular.

En definitiva, CAMBIEMOS NAVALCARNERO para recobrar nuestros derechos y seguir construyendo ese Navalcarnero que somos y que imaginamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s